jueves, 1 de septiembre de 2016






Dron de Dios

Cuando en la noche se abra
mi corazón,
todas las estrellas buscarán su nido
y el pez espada del dolor
hoy será la cena de los mendigos.

Cada soledad es la soledad
y el dron de Dios en el crucifijo.

Cuando en la noche se abra
mi corazón
proyectará medusas en tu edificio
y allí, en tus ojos sin mirar sabré
que cada soledad es la soledad
y el dron de Dios
sed y vinagre sobre el crucifijo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada